También

Cómo elegir el material de siembra adecuado y hacer crecer un manzano a partir de una semilla


De niño, a todos nos interesaba la pregunta: "¿Crecerá un manzano de un hueso?" De hecho, a primera vista, parece completamente irreal. Pero los jardineros experimentados saben que es posible cultivar un manzano a partir de semillas, pero este proceso será muy laborioso.

Contenido:

  • Preparando semillas para plantar
  • Selección de material de siembra.
  • Preparando el suelo para la siembra.
  • Plantar y dejar

Preparando semillas para plantar

Antes de plantar semillas de manzana, deben prepararse con anticipación, de lo contrario, es posible que no se desprendan en absoluto. Inicialmente, las semillas extraídas de la manzana deben enjuagarse bien con agua corriente. Por lo tanto, las sustancias que interfieren con su germinación se eliminan de las semillas. A continuación, los huesos se colocan en un recipiente con agua y se dejan en él durante tres días.

Pero debe recordarse que el agua debe cambiarse a fresca todos los días. El último día, se recomienda agregar al agua un estimulante de crecimiento especial. La siguiente etapa en la preparación de la semilla es la estratificación (endurecimiento de la semilla). Para ello se toma un recipiente con aserrín o arena húmeda, donde se colocan las semillas durante varios meses.

Este recipiente debe conservarse en el frigorífico en todo momento. Periódicamente, debe verificar el estado de la arena, ya que puede secarse o enmohecerse. También puedes utilizar otro método de apuñalamiento, que consiste en plantar semillas en campo abierto. Esto debe hacerse al final del verano, para que en primavera se hinchen y pasen por todas las etapas de endurecimiento.

Selección de material de siembra.

Al quitar las semillas de una manzana, no todas son adecuadas para plantar. Por lo tanto, para aumentar la germinación de las semillas, vale la pena realizar una cuidadosa selección del material de siembra. Debe elegir los huesos más fuertes y maduros. La madurez de las semillas de manzana está determinada por su color.

Cuanto más saturada esté, más madura estará la semilla. La prueba de resistencia se realiza mediante el tacto. Si las semillas son blandas y sueltas, no se utilizan como material de siembra. Después de la selección de semillas, se lavan a fondo en un recipiente ligero y se colocan sobre una gasa, donde se secarán.

Preparando el suelo para la siembra.

El suelo de siembra debe estar enriquecido con aditivos minerales. Por cada diez kilogramos de tierra de jardín, debe agregar los siguientes componentes:

20 g de sulfato de potasio
200 g de ceniza de madera
30 g de superfosfato

La profundidad de la siembra de semillas en el suelo es de unos quince milímetros. Después de plantar las semillas, toda el área debe regarse abundantemente con agua, tratando de no erosionar el suelo.

Ventajas y desventajas de cultivar un manzano a partir de semillas.

La primera desventaja de cultivar un manzano a partir de semillas es la laboriosidad del proceso en sí. El manzano cultivado durante los primeros años de su vida deberá ser trasplantado varias veces. Por primera vez, el trasplante se realiza de un vivero a una maceta alta. Por lo tanto, se produce el desarrollo de la raíz primaria.

El segundo trasplante tiene lugar aproximadamente un año después y la plántula se trasplanta a una maceta aún más grande. El tercer trasplante es campo abierto. La realización de tales etapas acelera el crecimiento del manzano. De las ventajas de este método de cultivo, se puede destacar la resistencia a las heladas de las variedades. El árbol crece más fuerte que la variedad madre y puede vivir hasta ochenta años.

Plantar y dejar

Para plantar un manzano, se selecciona un área soleada y protegida del viento. El trasplante de una plántula al suelo debe realizarse en la segunda mitad de la primavera. Para el desarrollo normal de la plántula, se debe fertilizar con fertilizante mineral. En el primer año de vida de una plántula, no es recomendable fertilizarla con materia orgánica como estiércol o excrementos de pájaros, ya que un árbol joven puede quemarse.

Además, a partir de dicha fertilización, el árbol puede contraer una infección bacteriana. El mejor fertilizante para los brotes jóvenes es la infusión de humus. Con su ayuda, el árbol se desarrollará mejor y el follaje aparecerá más rápido. El cuidado de las plántulas consiste no solo en fertilizar, sino también en aflojar y regar.

En los primeros días de la vida de un brote joven, el riego debe ser abundante, ya que el rizoma aún no se ha formado por completo. Periódicamente, es necesario controlar el estado del suelo alrededor del árbol.

Si está seco, el riego debe realizarse de inmediato. Hoy en día, el manzano cultivado a partir de semillas se puede utilizar como planta ornamental. Tal manzano será compacto y pequeño, por lo que encajará perfectamente en casi cualquier interior. Dado que el manzano es una planta de hoja caduca, debe mantenerse en una habitación fresca en reposo en invierno. La plantación de manzanos decorativos debe realizarse a fines de otoño, antes del inicio de las heladas.

Video sobre plantar un manzano con semillas:


Ver el vídeo: Como plantar un manzano . Cultivo de frutales. #tuhuertofacil (Junio 2021).