Jardinería

Raíz


Raíz: metamorfosis de las raíces




En algunos casos, la forma de la raíz, y también su función, difieren del tipo común ahora descrito.
De hecho, hay algunas raíces, llamadas raíces aéreas, que tienen una gran superficie, pero no tienen pelos absorbentes.
Nunca llegan al suelo y, por lo tanto, absorben la humedad de la atmósfera.
Las raíces de este tipo se desarrollan solo en ambientes cálidos y húmedos como, por ejemplo, el bosque ecuatorial (por ejemplo, las orquídeas epífitas).
También hay raíces que descienden desde las ramas de los árboles hasta el suelo y realizan una función de apoyo hacia ellas: se llaman raíces columnares (por ejemplo, Ficus religiosa).
Algunas plantas, típicas de los humedales, tienen raíces particulares que, al levantarse del suelo, crecen hacia arriba; se llaman raíces respiratorias porque su función es proporcionar oxígeno para la respiración de la planta parcialmente sumergida (por ejemplo, Taxodium). En las raíces de las plantas acuáticas notamos la falta de pelos radicales, ya que todas las partes sumergidas pueden realizar la función de absorción.